Los colores del 2016

extra-280-page-002

Resumen 2016 | Leeds (Reino Unido) | Dic 2016


Este artículo fue originalmente publicado en el periódico Extra Internacional el 20 de Diciembre del 2016. Lea el original aquí (pág. 2).


Son muchos los que están contando los días para dar la bienvenida al nuevo año. Y no es por falta de espíritu navideño. Apodado como el peor año de la historia, la gente parece haber tenido suficiente con el 2016, y está lista para pasar página. Para gustos siempre están los colores, claro, pero es innegable que este año nos ha dejado noticias que pocos podrían haber predicho tan sólo doce meses atrás.

Brexit

El primer gran revés del año vino en forma de referéndum. El 23 de Junio, y con un 52% de los votos a favor, los británicos decidieron decir adiós al sueño europeo. El país se dividió en dos: Inglaterra y Gales apoyaron mayoritariamente la salida, mientras que Escocia e Irlanda del Norte respaldaron la conexión con Bruselas.

El resultado del referéndum se llevó por delante la cabeza de David Cameron, que presentó su dimisión a la mañana siguiente. En su lugar vino Theresa May, una mujer con un currículum correcto, y una trayectoria política lineal, que prometió entregar a los británicos un Brexit con todas las de la ley.

Sin embargo, para que la desconexión surta efecto, la primera ministra tiene que poner en marcha el Artículo 50 del Tratado de Lisboa. Algo que, presumiblemente, ocurrirá en Marzo del 2017, lo que se traduciría en la salida total del Reino Unido de la Unión en verano del 2019.

Aun así, un tribunal pone en duda que Theresa May pueda poner en marcha el Artículo 50, sin consultar con el Parlamento británico primero. Los demandantes basan su alegato en que el gabinete de gobierno no tiene autoridad suficiente para tal empresa. Esta revisión en el proceso, teóricamente, daría libertad a los MPs para vetar el Brexit en sede parlamentaria.

Donald Trump

Hace poco más de un mes que las urnas dieron la presidencia de los Estados Unidos de América al magnate Donald Trump. La realidad es que nadie sabe qué clase de presidente será, sin embargo, lo que más parece preocupar a los ciudadanos en este punto, es la aparente incompatibilidad de las tareas de presidencia y de dirección de sus empresas. Esto es porque, sin ser ilegal, parece poco ético que un presidente pueda tomar decisiones que afecten, para bien o para mal, directamente a sus negocios.

Trump, entrará en la Casa Blanca como el 45º presidente americano, y promete hacerlo con fuerza. El presidente electo ha manifestado su intención de tomar “acciones ejecutivas” en los ámbitos de comercio, inmigración y seguridad nacional el mismo el día en el que se siente por primera vez en el despacho oval.

Lo que parece seguro es que Trump tomará el cargo como presidente de los “Estados Desunidos de América”, tal y como tituló en su portada la revista Times cuando le nombró persona del año. Sin embargo, por el momento, Donald Trump parece no darle mayor importancia a la desigualdad entre los americanos, y parece que el gabinete de su gobierno pondrá por delante la economía del país antes que medidas sociales o medioambientales.

Referéndum italiano

La reforma constitucional que pretendía acabar con 70 años de inestabilidad política en Italia vino pisoteada el pasado 4 de diciembre en las urnas. Un 60% de italianos hacían añicos la reforma Renzi-Boschi que, entre otras cosas, pretendía dotar de mayor poder al partido más votado en las elecciones y disminuir sustancialmente el poder del senado. Como consecuencia, Matteo Renzi tuvo que dimitir, y es ahora cuando la incertidumbre se vuelve a adueñar del país y, por extensión, de Europa.

En Italia son muy conscientes de la necesidad de una reforma constitucional. En 70 años han tenido 63 gobiernos, y ninguno de ellos ha sido capaz de terminar su mandato por falta de apoyos. Sin embargo, los italianos no creyeron en el proyecto propuesto por Renzi, y éste, con bastante coherencia, anunció su dimisión pocas después de haber finalizado el escrutinio.

Ante la falta de gobierno, y las posibles consecuencias económicas de la inestabilidad política, el presidente de la república, Sergio Mattarella, ordenó a Paolo Gentiloni, persona de confianza de Renzi, formar un gobierno de centro derecha. Gentiloni ha afirmado que se tratará de un gobierno de continuidad, con pocos cambios en el gabinete.

Este nuevo gobierno deberá acometer un necesario cambio en la ley electoral. De esta manera, los italianos acudirán a las urnas para elegir un nuevo gobierno, presumiblemente, antes del 2018. Ante unas nuevas elecciones parece que la agrupación de izquierdas, el denominado Movimiento 5 Estrellas, podría  salir vencedor. Algo que complicaría aún más la política Europea tras el Brexit, porque en numerosas ocasiones esta agrupación ha puesto en duda la utilidad del euro como moneda única.

Cerramos el 2016 con una sensación de haber estado viviendo en una montaña rusa que se iba construyendo a nuestro paso. Ante tal grado de incertidumbre, sólo nos queda preguntarnos si el nuevo año traerá mayor claridad o continuaremos por la senda de lo inesperado.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s