La Revolución del Brexit

EXT-271-page-003

Brexit ¦ Leeds (Reino Unido) ¦ 5 Jul 2016


Este artículo fue originalmente publicado en el periódico Extra Internacional  el 5 de Julio del 2016. Lea el original aquí (pág. 3).


El pasado 23 de Junio, y con casi un 52% de apoyo, los ciudadanos británicos dieron un primer paso hacia la desconexión con Europa. Poco se sabe sobre la futura relación entre el Reino Unido y la Unión Europea, pero los efectos no se han hecho esperar; el referéndum sobre la permanencia ha puesto al Reino Unido patas arriba, y no era para menos.

Los arrepentidos que votaron Leave

Aun con las encuestas mostrando un resultado muy igualado, pocos se pensaban que los ciudadanos del  Reino Unido eligiesen dejar la Unión Europea. No lo concebían ellos; tampoco el resto del continente. Sin embargo, una noche de infarto, como la del 23 de Junio, trajo consigo un desenlace que hizo dar un vuelco a los corazones de medio país. Un 51’9% de los electores, algo menos de 17 millones y medio de votos, decían adiós a la Unión, sin ser muy conscientes de las consecuencias. Ni  ellos mismo se creían el resultado final, y es que días después del referéndum han sido muchos los votantes del leave que han manifestado su desacuerdo con el resultado. Estos arrepentidos justifican su voto diciendo que lo único que querían era hacer ver a Bruselas su malestar con la institución europea; querían mandar un mensaje de disconformidad con las políticas comunitarias para forzar una revisión de la Unión Europea y sus principios. Los electores no fueron los únicos afligidos; The Sun, el periódico con más circulación del Reino Unido, y que protagonizó una agresiva campaña a favor de la desconexión, publicaba, días después del 23J, un artículo con las verdaderas consecuencias del Brexit. Algo que hizo enfurecer a muchos de sus lectores.

David Cameron presenta su dimisión

Otro de los que no daba crédito sobre el resultado fue el Primer Ministro británico, David Cameron. Pocas horas después del escrutinio, Cameron daba un discurso a la nación donde anunciaba su dimisión en octubre. “La nación necesita nuevos líderes para conducir el país” decía el líder conservador en un sentido mensaje a los ciudadanos. De esta manera, Cameron pasaba de ser el que anunciase el referéndum a ser el primero en abandonar el barco. Algo extraño, teniendo en cuenta que pocos meses antes, en entrevista con la BBC, el Primer Ministro decía tajante que él mismo acataría la decisión de los británicos; continuando al frente del Gobierno fuese cual fuese el resultado.

Jeremy Corbyn no tiene la confianza de sus diputados

Cameron no quiere irse solo, y ha sacado toda su artillería para que Jeremy Corbyn, el líder de los laboristas, se vaya con él. La realidad es que David Cameron no necesita empeñarse mucho en la tarea, porque en el propio partido de Corbyn las aguas andan revueltas. Más del 80% de sus diputados le han dado la espalda en una moción de confianza, pero él sigue obstinado en continuar al frente del partido. Esto no ha gustado a las filas laboristas, y ya son muchos los que están planteando una candidatura alternativa a la de Corbyn.

Escocia

Entre los que se niegan a aceptar la realidad de las urnas, se encuentran los escoceses. Y razón no les falta. Escocia votó masivamente por quedarse dentro de la Unión; exactamente un 62% de sus ciudadanos eligieron Remain. La Primera Ministra de Escocia y líder del Partido Nacionalista Escocés (SNP en sus siglas en inglés), Nicola Sturgeon, lo tiene claro; si el Reino Unido continúa con sus planes de desconexión, Escocia pondrá sobre la mesa un segundo referéndum de independencia. En el primero, que tuvo lugar en septiembre del 2014, un 55% de los escoceses dijeron “no” a la desunión. Algo que podría cambiar con el Brexit. De momento, Sturgeon ya está moviendo hilos en Bruselas para negociar un acuerdo de permanencia en la UE independiente del resto del país. Sin embargo, otros países europeos, como España o Francia, ya han vetado esta opción.

La libra se desploma

La vida política en el Reino Unido se ha revolucionado, y parece que va para largo. Como consecuencia de esta inestabilidad y de la incertidumbre que conlleva el proceso de salirse de la unión, los mercados reaccionaron con fuertes pérdidas. La libra esterlina ha sido la más perjudicada, consiguiendo valores que no se veían desde 1985.

La puesta en marcha del tratado de Lisboa dará inicio a una larga fase que resultará en la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Sin embargo no será hasta la elección de un nuevo Primer Ministro, tras la marcha de Cameron, cuando este procedimiento comience a rodar. Hasta entonces, meses de incertidumbre para los británicos, para los inmigrantes residentes en el país y para los mercados.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s