Usar la razón contra la ultraderecha en Europa

Razón contra

Europa | Leeds (Reino Unido) | 06 Jun 2016


Este artículo fue originalmente publicado en el periódico Extra Internacional el 21 de Junio del 2016. Lea el original aquí (pág. 26).


Parecía que la estrategia de la omisión funcionaba; así pasamos las primeras décadas de vida de la Unión, y todo parecía ir viento en popa. Olvidando, o pretendiendo olvidar, que el nacimiento de tal institución fue un intento de limar asperezas, de darse la mano y mirar hacia adelante ignorando a aquellos que parecían querer seguir viviendo en un continente dividido, de muros y razas. No nos queramos engañar. Los partidos de extrema derecha siempre han estado ahí, como el murmullo de las cigarras en verano. Hemos sido, eso sí, muy buenos ignorando ese runrún.

Sin embargo, como cabía de esperar, la mera supresión mental no hizo que el rumor se apaciguara, y fue en el 2014 cuando media Europa se dio de bruces con una verdad muy fea. Una verdad molesta e incómoda que se sentaba en el Parlamento Europeo para horror de muchos. Un escalofrío familiar recorrió los cuerpos de aquéllos que vivieron gran parte del siglo anterior; un sentimiento de desconcierto invadió a los más jóvenes. “El que avisa no es traidor”, pensaron esos nuevos parlamentarios elegidos democráticamente por las urnas. Se inauguraba, así, la nueva composición de la Eurocámara, que un año más tarde vería cómo un puñado de partidos formaban el primer grupo de extrema derecha de su historia.

Marine Le Pen, del Frente Nacional francés, y Marcél de Graaf, del Partido por la Libertad holandés, unían fuerzas para crear el grupo parlamentario, anti UE y anti inmigración, Europa de las Naciones y de la Libertad, al que también pertenecen partidos de extrema derecha de países como Austria (Partido de la Libertad) o Italia (Liga Norte). Bien es cierto que este grupo no es el primero en situarse contra la inmigración y la Unión, ya que la Eurocámara ya contaba con el grupo liderado por el británico Nigel Farage, Europa de la Libertad y de la Democracia Directa. Sin embargo, estos dos grupos han preferido mantener siempre las distancias, entre otras cosas por el bajo estima que los habitantes de Reino Unido tienen por Marine Le Pen.

No hace falta irnos a una institución supranacional para encontrar evidencias de que los partidos de extrema derecha están pasando del ruido a la acción. En Austria vivimos hace poco unas elecciones de infarto en las que el voto por correo evitó que el país quedase en manos de un grupo de ultraderecha, liderado por Norbert Hofer, un político que veía la necesidad de portar armas encima como consecuencia natural de la inmigración.

Es quizá la inmigración el tema que ha avivado el resurgimiento de la extrema derecha en el continente. O mejor dicho, las políticas migratorias. No debería de resultar sorpresivo a nadie el escuchar que las instituciones europeas no han sabido lidiar de una forma efectiva con este drama en el que se ven envueltas vidas humanas.  Sin ir más lejos, en diciembre del año pasado, el continente vivió una macro marcha en contra de la inmigración, convocada en diferentes países por los partidos de ultraderecha nacionales. 

No podemos seguir obviando una realidad que ya está aquí. Tampoco podemos seguir ignorando nuestra parte de la culpa. Estos movimientos xenófobos, de la Europa de las fronteras, están aquí porque los hemos dejado entrar, porque no hemos sabido hacer las cosas bien. Es hora de que Europa, unida, haga frente de una forma humana y eficiente a los problemas del tiempo que nos ha tocado vivir. El auge de la ultraderecha en Europa es nuestra culpa, porque hemos querido desentendernos de los problemas, y cuando los problemas llaman a nuestra puerta, como animales, buscamos la solución más rápida, sin pensar en las consecuencias. Pensemos como seres humanos. Usemos la razón.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s