ALÓ (es) | Los olvidadizos del 26J

Ciudadanos ha olvidado que ayer pedía la cabeza de Rajoy como condición indispensable para aceptar un gobierno del o con el PP. Unidos Podemos ha querido olvidar que, por mucho ruido que haga en las redes, su electorado no estaba tan movilizado como se creía. Pedro Sánchez olvida que sigue acumulando los peores resultados de la historia del PSOE. Rajoy, bueno, Rajoy lleva mucho tiempo tratando de hacer olvidar la corrupción que corroe las entrañas de su partido. Y así, con mucho olvidadizo, los ciudadanos nos enfrentamos a inminentes jornadas de titulares sin fin en busca de un pacto para la formación de un Gobierno.  

PP

Ni Rajoy, ni Monagas, ni Casado y, diría, que hasta ni la gaviota se creían, y se siguen si creer, los 137 escaños que el PP sacó el pasado 26J. Su campaña, centrada en obviar la corrupción de su partido, les ha salido tremendamente bien. No les pasa ya factura, dicen. Y los datos parecen corroborar la tesis. Duele admitir esto, pero la ciudadanía parece querer olvidarse de que la gobierna un partido lleno de ranas, y en lugar de reclamar explicaciones serias en medios especializados, se conforma con un masaje en el spa de Motos u Osborne. Los ciudadanos han olvidado que son los jefes, han olvidado que el PP debe rendirles cuenta. Y con el juego del despiste, Mariano Rajoy y su equipo, han marcado un gol a la responsabilidad política. 

PSOE

Quiero conocer al Coach de vida de Pedro Sánchez. Debe de ser la leche el tío. Lo tiene que ser, porque Sánchez volvió a hacer un discurso de triunfador en la noche del 26J, noche en la que se registró el peor resultado histórico del PSOE (peor aún que el del 20D). A lo mejor, Sánchez olvida los resultados de forma automática. O en la comitiva se los esconden, quién sabe. La demencia autoinfligida que parece padecer Pedro Sánchez es contagiosa, porque con 85 escaños, sus votantes no parecen del todo descontentos. Cierto es que las encuestas situaban al PSOE como tercera fuerza política, y que tras haber mantenido a Unidos Podemos en su sitio, 5 escaños menos en comparación al 20D y un Senado azul no pintan mal. Que no cante victoria ni Sánchez ni sus simpatizantes, porque Susana Díaz ya toma fósforo por todos ellos para recordarles que el AVE Sevilla-Madrid tarda sólo 2 horas y media.

Unidos Podemos

Pablo Iglesias y su equipo parecen olvidar que el electorado no es ni Twitter ni Facebook, medios naturales para la mayoría de los votantes de Unidos Podemos. Esta burbuja de irrealidad continuó a crecer gracias a las empresas demoscópicas, que daban a la agrupación de Iglesias hasta 90 escaños y el segundo puesto en la casa parlamentaria. Es la falsa realidad que promueven las redes sociales, y que la joven directiva de Unidos Podemos debería de conocer. Por el momento, Pablo Iglesias y compañía han decidido olvidarse de la autocrítica, y han preferido enfundarse la gabardina de Columbo para buscar el millón de votos perdidos. Pero al igual que el PP tiene a Aznar, y el PSOE tiene a Susana Díaz, Unidos Podemos cuenta también con su propio apuntador para los más olvidadizos; Juan Carlos Monedero no echa balones fuera y califica el discurso de la agrupación de vacío, que no ha sabido representar una verdadera alternativa.

Ciudadanos

Como brillantemente se preguntaba Cristina Pardo esta mañana en twitter: “¿Hoy qué toca, que Rivera pida la cabeza de Rajoy o que no?”. Y así amanecimos tras el 26J, estupefactos tras leer a Rivera asegurar que nunca había pedido la cabeza de Rajoy. El electorado, que en este caso se las veía venir, decidió ahorrarse un disgusto y directamente votó al PP. De esta manera se confirmó el trasvase de votos entre los dos partidos, y ciudadanos cedió 8 escaños en favor de los populares. Rivera, que se ha olvidado muy rápidamente de su aversión a Rajoy, ya está en modo telefonista y ha llamado tanto al líder del Partido Popular como al secretario general del PSOE. De lo que parece que no se ha olvidado Rivera es de las sillas, y ya se ofrece a entrar en el ejecutivo de un posible gobierno del PP.

Y así está el patio; en un país con una rara epidemia de lóbulos frontales atrofiados, la casa se encuentra sin barrer. Los ciudadanos, envueltos en un pareo de pasotismo, no ven el momento en el que esta panda de olvidadizos llegue a un acuerdo para poder irse de vacaciones tranquilos. 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s